Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Castillos de arena ...

<strong><font size=4>*/ Castillos de arena ...</strong></font>

 _________________________________________________________ 
  

     

Hace unos días me quedé dormido boca abajo en la playa, y la cuestión es que se levantó tal galerna que por la nariz me entró una cantidad de arena enorme dentro de la cabeza.
Tal cantidad de arena que al colarse entre los dientes de los engranajes de mis pensamientos estos se fueron quedando paralizados. Tal cantidad de arena que producía asperezas en mis planes de futuro. Tal cantidad de arena que con una capa borró la leve huella que habían dejado algunos recuerdos.
Y así estaba la cosa cuando con cubos, palas y rastrillos aparecieron la Inocencia, la Fantasía y la Imaginación que comenzaron a crear castillos de arena de formas imposibles. Y la hacían, como chiquillas, que es lo que son, con tanta alegría y jolgorio, diría escándalo, que llegaron a despertarme.
Pero, también he de reconocer, que al ver sus irreales construcciones, que a mi también me entusiasmaron de verdad, decidí quedarme quieto, muy quieto, casi sin respirar, por miedo a derribarles sus maravillosas obras que con tanta dedicación habían creado para mi. Y tuve que esperar y aguantar las cosquillas que en el interior de mi cabeza producían, sobre todo, los rastrillos, hasta que por fin, menos mal, las llamaron a merendar y se marcharon entre quejas y lloros, ya que ellas se querían bañar, con sus dragones inflables, en la orilla.
Y todavía esperé, prudentemente, un rato desde que se fueron hasta que me decidí a mover la cabeza y por fin, con alivio, estornudar...
A día de hoy todavía me sale arena por los oídos, arena que mezclada con la cera me permite formar una pasta con la que intento imitarlas y hago figurillas que al secarse parecen como de terracota.

 

_______________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres