Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Lo que hay que saber a los siete años ...

<strong><font size=4>*/ Lo que hay que saber a los siete años ...</strong></font>

_______________________



"Todo lo que hay que saber a los siete años.
Cómo pueden descubrir el mundo los niños."
Donata Elschenbroich 

      

Lo primero de todo es reconocer que no he leído el libro de una forma completa... y es que considero que a veces de los libros, sobre todo sin son ensayos, no hay que leerlo todo... basta con leer algo interesante y sobre ello uno mismo sacar ideas, explorar hasta donde pueden llegar esas ideas, generar un propio pensamiento... ¿no hacemos acaso eso partiendo de una simple frase?....

El libro me llamó la atención, primero por su sugerente título... ¿Qué será lo que tienen que saber los niños a los siete años según su autora?... y lo segundo por un listado que aparecía en la contraportada, lista que aparecía bajo el título de... Listado (polémico) de algunas de las cosas que debería haber experimentado un niño a los siete años... y la verdad que las cosas que aparecen son verdaderamente sugerentes, atractivas... poéticas...

La autora del libro, Donata Elschenbroich, en este libro pretende responder a un pregunta fundamental... ¿Qué debería conocer, saber, haber vivido y experimentado un niño a los siete años?... y para ello propone un canon de aprendizaje para los primeros años de la vida que servirá de guía y estímulo para padres, educadores y también políticos. Sin duda la autora pretende generar un debate sobre un tema central en la sociedad contemporánea: ¿Cómo educamos a nuestros hijos?, ¿Cuáles son las alternativas a la políticas educativas actuales? El resultado es un libro agudo, provocativo y repleto de ideas certeras sobre un tema tan decisivo como el de la educación.
Dicen que apenas un año después de su publicación se ha convertido en un clásico, un libro imprescindible para padres, pedagogos, padrinos, tíos y, desde luego, también para los políticos.

... Pero repitiendo un poco lo anterior, considero que con solo leer el listado-canon que nos plantea como cosas que un niño de siete años debería haber experimentado, la utora ya consigue un objetivo importante... hacernos pensar sobre la educación... sobre cómo descubrir y conocer el mundo... pero va más allá y nos hace plantearnos a nosotros mismos, de cualquier edad, si realmente hemos descubierto las cosas importantes de la vida, si hemos descubierto las cosas que realmente nos deben importar de la vida... y si realmente sabemos descubrir el mundo... primer paso para poder saborearlo... y saboreándolo conseguir acercarnos a la felicidad... Nos hace plantear si realmente los adultos hemos alcanzado la madurez que pretende para un niño de siete años...

Pero vamos con el listado que cada uno saque sus propias conclusiones, que cada uno analice su infancia, su presente actual, su vida... que cada uno se plantee si sabe sacar partido a su vida...

    

Listado (polémico) de algunas cosas que debería haber experimentado un niño a los siete años...

*/ Haber sentido la propia presencia como una aportación positiva: “Si tú no estuvieras...”, “Nos faltabas tú...” */ Querer ganar y saber perder. */ Haber perdonado a un adulto un castigo injusto. */ Saber que significa “portarse mal”. No mezclar el hambre con el enfado, el cansancio con la tristeza. */ Saber cocinar dos recetas para él y un amigo, para él y para tres amigos. */ Haber participado en una excursión nocturna. */ Haber cogido frambuesas de un arbusto. */ Saberse de memoria un poema. */ Haber reunido una colección o tener ganas de iniciarla. */ Saber guardar un secreto. */ Recordar una promesa cumplida.*/ Saber curar una herida, saber lo que sucede en el cuerpo durante un resfriado. */ Haber compartido con una adulto un problema sin resolver. */ Saber cómo se alimenta a tres animales diferentes y poder regar una planta. */ Haber visto un reloj de sol. */ Haber visitado por lo menos una vez n cementerio. */ Haber sentido la tensión y la expectativa que provoca una hoja en blanco. */ Haberse metido en un arroyo. */ Haber sembrado y cosechado. */ Debería haber escrito un signo chino. */ Saber cantar tres canciones, una de ellas en otro idioma. */ Debería haber mirado por un telescopio. */ Saber conectar y desenchufar aparatos. */ Haber examinado el nervio de una hoja y las líneas de la propia mano. */ Debería haber estado en una librería y en un museo. */ Tener tres olores/colores favoritos. */ Debería haberse subido a un escenario y haber representado en público algo preparado junto con otros. */ Saber diferenciar las frutas por su aroma. */ Conocer insultos y palabrotas en dos idiomas. */ Debería poder contar tres adivinanzas y tres bromas, y decir un trabalenguas. */ Saber que no todos los deseos se cumplen por igual. */ Conocer dos constelaciones estelares. */ Haber pintado un autorretrato. */ Haber observado al padre mientras se afeitaba. */ Haber cocinado, limpiado, hecho la cama, trabajado, pasado días enteros con el padre. */ Haber pasado una enfermedad al cuidado del padre. */ Saber columpiarse. */ Haber levantado un muñeco de nieve, un castillo de arena, un dique en una corriente de agua. */ Pasar una noche con otra familia. */ Conocer diferentes relaciones familiares: tío, primo, madrina.. */ Donar al mendigo o al músico callejero. */ Notar la diferencia entre comer y celebrar una comida, movimientos y gestos, olor y aroma, ruido y sonido, ver y observar, andar y marchar... */ Saberse el número de urgencias. */ Haberse subido a un árbol. */ Haber escrito un mensaje. Haber recibido o enviado un mensaje de correo electrónico. */ “Saberse” (contar con sus palabras) un libro de principio a fin. */ La sombra azul... en una pintura, en el paisaje invernal... */ Haber pelado una fruta... haber partido el hueso. */ Hallar la propia voz... provocar y oír el eco. */ Saber controlar la propia fuerza al tocar un tambor o dar un masaje, por ejemplo. */ Saber clavar un clavo, atornillar un tornillo, cambiar una pila. */ Saber tomar un recado al teléfono, guardarlo y darlo. */ Viajes: darse cuenta de que la familia, los padres se encuentran en otro entorno. Experimentar lo contrario: Comodidad frente a aventura, estar en casa frente a estar de viaje. Primeras nociones de añoranza, migración, "albergue", sin techo. */Saber envolver un regalo. */ Haber cambiado o ayudado a cambiar a un bebé. */ Agacharse cuando se le ha caído algo a alguien. */ Dejar terminar de hablar. */ Haber ido de excursión: Conocer la diferencia entre correr, caminar y pasear. La experiencia del camino, de una situación difícil. Tener un “objetivo ante los ojos”. */ Haber negociado una norma. */ Haber mediado en una pelea. Haberse mantenido al margen de una pelea. */ Conocer el color de los propios ojos. */ Haber notado el pulso propio, el de un amigo y el de un animal. */ Haber conocido a un experto, un especialista o una autoridad. Haber trabajado con el o ella (“mentor”). */ ¿Qué aspecto tiene el propio nombre escrito en la arena? ¿Y en la nieve, en la tierra del bosque, en el cristal empañado de la ventana? */ Haberse sentido orgulloso de ser un “niño”. Simplemente un niño. */ ...........................

    

¿Qué tacharías o añadirías a la lista?... Porque es una lista abierta... una lista abierta al mundo... abierta a conocer el mundo... y muchas de estas cosas las deberíamos experimentar “los adultos” mucho más a menudo... a diario... y redescubrir el mundo... como un niño de siete años... todos los días.

  

__________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Adan -

Impresionante, la pienso imprimir y ver las que me quedan sin hacer, que son varias¡¡¡¡ jeje.Gracias.Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres