Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Colecciones ...

<strong><font size=4>*/ Colecciones ...</strong></font>

"la flor de la vida"
(tinta china)
de Maricarmen Rodríguez

__________________________________________

  

     

Mira que la gente hace colecciones de monedas oxidadas, de sellos no chupados, de paraguas robados, de zapatos que hacen rozaduras, de tazas de té descascarilladas, de latas de cerveza llenas que acaban siendo latas de cerveza vacías, de insectos amigables, de parásitos entrañables, de naipes de tarot hipócritas, de cartas nunca enviadas que acaban no sabiendo a quien iban dirigidas, de plumas de oca con estilo gráfico, de andamios silenciosos, de cuadros rotos con agujeros de formas graciosas, de envoltorios de caramelos hechos una bola, de medallas deportivas con agujetas, de solitarios terminados cuando pensaban que ya no les iban a salir, de margaritas deshojadas en las que había salido que sí... o no, o... ya no se acuerdan, de caramelos de menta chupados solo una vez y que picaban mucho, de ropa interior que no se atreven a ponerse pero que están deseando que alguien se la vea puesta, de olvidos intencionados y sus excusas menos imaginativas, de llamadas de teléfono no respondidas mientras miraban con lágrimas en los ojos al teléfono, de intereses bancarios a su persona; ...colecciones de posavasos de bares donde esperaron a su amor y no llegó, de copas rotas en brindis, de espadas madeintaiwan, de oros chapados y hasta de bastos piropos, de respuestas no esperadas tan pronto, de preguntas no formuladas por falta de tiempo, de relojes sin agujas parados esperando que alguien les de cuerda, de cerillas que encendían a la primera, de premios obtenidos en palos de los polos, de entradas de conciertos suspendidos porque el cantante estaba afónico, de semáforos en fase amarilla, de fotos de viajes en las que salen personas en segundo plano que les habría gustado conocer, de tréboles de cuatro hojas que no dieron suerte, de cucharillas de postre torcidas, de palos de polo sin premio que se les han colado en la colección de los premios obtenidos en los palos de los polos, ...colecciones de bolas de nieve conservadas en el congelador para tirárselas a alguien que pase por la calle en pleno verano, de distancias medidas a palmos, de granos de arena que se les habían metido en el ojo, de pequeños objetos dorados que estaban en el suelo entre hojas secas y que al verlos mientras caminaban les habían parecido joyas, de agujeros de calcetines, de matriuskas embarazadas que no entran las unas en las otras, de cartas recibidas y no respondidas por pura dejadez, de chistes que no tienen gracia porque ya los sabe todo el mundo, de bombillas que se fundieron en el mismo momento en que comenzaban a quitarse la ropa mutuamente, de mondas de naranja peladas en una sola tira en las que encontraron escrito en Francés un poema de amor, de corazones de manzana abandonados en las papeleras con manchas de pintalabios en sus cicatrices...
Pues bien, solo a mi se me ocurre hacer una colección de instantes... instantes maravillosos junto a ti...
e irremediablemente los pierdo...
se me escapan todos instantáneamente...
Por eso busco cada día más...


  

___________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

15 comentarios

Anónimo -

"De gente así encuentras en todos los sitios, ocupan su tiempo o el tiempo que piensan que les sobra de la vida recogiendo sellos, monedas, medallas, jarrones, postales, cajas de cerillas, relojes, camisetas ,deportivas, autógrafos, piedras, muñecos de cerámica, latas vacías de refrescos, angelitos, cactus, programas de ópera, encendedores, bolígrafos, búhos, cajitas de música, botellas, bonsáis, pinturas, jarras de cerveza, pipas, obeliscos de cristal, patos de porcelana, juguetes antiguos, máscaras de carnaval, probablemente lo hacen por una cosa que podríamos denominar angustia metafísica, tal vez porque no son capaces de soportar la idea de que el caos sea la única fuerza rectora del universo, por esto, con sus escasas fuerzas y sin ayuda divina, tratan de poner un poco de orden en el mundo, durante un cierto tiempo aún lo consiguen, pero tan sólo mientras pueden proteger su colección, porque cuando llega el día en que se ha de dispersar, y este día siempre llega, tanto si es por muerte como por aburrimiento del coleccionista, todo vuelve al principio, todo vuelve a confundirse."
Saramago.Todos los nombres

LedaA -

creo q el sentido de las colecciones de cada uno de todos los ejemplos fantasticos que has puesto significaran para aquellos que los colecciona una fantastica reflexión- obsesión que por alguna razón hace q experimentemos un placer por lo material-espiritual
yo creo q si los entiendo...porq no son más q proyecciones de nosotros mismos...de lo cual me surge una pregunta: ¿por q nos empeñamos en no agarrarnos a lo material?

LedaA -

¿y que es la memoria sino un cajón de orden caótico de momentos? queramos o no nuestra esencia es la COLECCIÓN... como este blog...una colección de fantasticas reflexiones...
y yo colecciono besos de todo tipo (imagenes, literarios, físicos, momentos, opiniones...mandarme si teneis alguno)...porq me parece una cosa bella en si misma...o mejor dicho...la belleza de la necesidad que tenemos los humanos de definirlos

como los utilizamos (publicitariamente por ejemplo...) y porq los utilizamos...siempre se desatan un montón de cuestiones a este respecto...

Eya -

Quizá el problema es que humildemente no veo la necesidad de "coleccionar" nada, aunque sean sonrisas o momentos maravillosos.
Yo sigo sin verle sentido.
Un saludo.

.

Saludos y

nisu.- -

Y por eso soy de la opinión de Iris... puedes vivir intensamente, sentirte atrapado y precisamente por ello querer retener... y lo llevo a su colleción de sonrisas... a mi también siempre me ha gustado coleccionar sonrisas... sobre todo de personas “anónimas” que no conoces, de las conocidas es más fácil... son un verdadero guiño que te hace la vida... alguien que no conoces de nada y te/le sonries es un instante de los que hablo... ¡pero que puedes hacer con esas maravillas?... guardarlas no sirven de nada... las has vivido, te han atrapado... las quisieras retener... pero no se pueden guardar... solución “buscar” más... y ese “buscar” es inútil... porque entonces no serían espontáneas es, por tanto, un querer “estar predispuesto” a recibir más sonrisas... desde luego si no estás predispuesto no vas a conseguir ni una “triste” sonrisa para la “colección”... por eso, como Iris, sí creo en el fondo en esa colección de instantes... aunque sabemos que no se puede exponer como la de mariposas muertas del Museo de la Ciencia...
Más besos.-

nisu.- -

Entonces creo que tiene la razón Eya en cuanto a que el instante, los instantes plenos de amor son efímeros y fugaces, espontáneos... y no puedes vivirlos dentro y fuera... pero después piensas en ellos y sabes que son los importantes, lo único importante de verdad, por eso se te ocurre “de forma absurda” que los deberías guardar y ves que es imposible... solución “buscar” más... porque sabes que son buenos... pero estoy contigo en que esto es un “canto a la impotencia”... pero ese “buscar” es estar predispuesto a que ocurran...
Besos...

nisu.- -

Creo que no hay que escribir para dar opinión, si no para crearla, y por eso me alegro de las reacciones, todas con su acierto, que aparecen... si no se introduce ese punto de polémica en el mensaje no surge la reflexión... No puedes escribir dando tu opinión exacta, sino incluso la contraria para en la reflexión puedas volver a tu verdadera opinión...
... es un decir...
Salud.-

nisu.- -

Voy a explicar de que iba... el cuento: Primero dejo ver de la cantidad de cosas “absurdas” que somos capaces de coleccionar-almacenar, y es que nunca he entendido las colecciones de cosas materiales, y tampoco las de sensaciones-emociones... por efímeras, inatrapables, fugaces, como el humo, por mucho que queramos conservar un instante es del todo imposible... y de recuerdos no se vive. Se llega un punto de inflexión (un día explico lo de los puntos de inflexión ¡Lo juro!) en el texto en el que de coleccionar digo que coleccionaría “instantes maravillosos” o sonrisas como Iris, y me lamento de que no se pueden conservar, ni lo intento, pero sabes que esos instantes, esas sonrisas, son los que te dan vida... y los valoras mucho, son lo más importante... Tercero: Punto de inflexión final (frase que añadí mucho más tarde...) “por eso busco cada día más” es otro punto de inflexión demostrando la impotencia... no se puede buscar lo espontáneo porque inmediatamente deja de serlo... es una frase con transfondo de impotencia... pero es una forma de decir “exagerada”, “desesperada”, de que como sé que son esos instantes los que dan vida... estoy/estamos predispuestos a que ocurran... es algo decir eso de... “Solo encuentra el que busca”, y por eso la última frase considerarla un grito desesperado aunque incoherente...

nisu.- -

Hola a todas/os...
Esto es muy bueno... aquí todo el mundo tiene razón, su razón... y son buenas.
Cuando abrí comentarios al blog, sabía que me iba a pasar el día dando la razón a los visitantes, y me encanta y aprendo escuchando.
Pero esto no es un libro de autoayuda, es un lugar de experimentación. Y por eso voy a explicar el texto. Eso sí, escribo como alguien calificó de “escritura vómito”; de carrerilla y sin repasar... y luego añado algún retoque... e intento meter los correspondientes “puntos de inflexión”....

Eya -

Iris:
Disentimos. Me parece muy dificil vivir un instante de amor desde dentro y desde fuera al mismo tiempo.
Y vivirlo es no pensarlo , ni tener necesidad de retenerlo.
Yo no sé donde habita el amor, ni siquiera sé definirlo, y jamás lo he pretendido . Quizá intuyo dónde no lo voy a encontrar y a eso me refería en mi mensaje.
Yo creo que dónde no siempre habita el amor es en el amor buscado, en el amor coleccionado, en el amor definido, en el amor retenido en el recuerdo , en la pérdida o en la esperanza de encontrarlo.

Por ejemplo, hablando de "retener" el amor, Victor Hugo definía así la nostalgia:

" La nostalgia es el placer de estar triste"
Segun esta exquisita definición el problema es que confundimos sensaciones con sentimientos y ahí nace el equívoco sobre el territorio que pertenece al amor.

Sentirnos amorosos, dentro o fuera de un instante mágico, no es lo mismo que sentirnos amantes ni amados.



-

Iris -

Recuerdo.. un compañero de facultad coleccionaba ESQUELAS, su piso de estudiante parecía un tanatorio, hasta se le ocurrió hacerse la suya propia,pero...faltaba un dato.. la fecha.. Tenía un sentido del humor muy especial, y lo sigue teniendo.
Salud y vida.

Iris -

Nisu....Muy bueno, sí señor.
Anónimo, puedes vivir intensamente, sentirte atrapado y precisamente por ello querer retener.
¿Dónde habita el amor? ¿ Lo sabes tú? .
No Nisu ,no eres el único coleccionista de instantes,he aquí otra, colecciono sonrisas, las tengo de todas clases y de cualquier tipo, pero ... se admiten nuevas aportaciones.

Adan -

Formo parte de esas personas que colecciona intangibles, gracias por recordarme cosicas de mi infancia, me he retrotraido mucho.Muy bonito.Un saludo.

Anónimo -

"Pues bien, solo a mi se me ocurre hacer una colección de instantes... instantes maravillosos junto a ti...
e irremediablemente los pierdo...
se me escapan todos instantáneamente...
Por eso busco cada día más..."

Coleccionar, buscar instantes, no es una manera de no vivirlos intensamente, de no dejarse atrapar por ellos?

Es la eterna cuestión: La explicación contra el corazón. El azar contra la voluntad.
El amor mental frente al amor que ni siquiera se pregunta a si mismo si lo es.

---

Timshel -

Yo también coleccionaba momentos así. Y me los perdieron.....
Aún así, celebro los tuyos. Y de paso lo bien que lo cuentas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres