Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Chi va piano ...

... va sano e va lontano.

"quien va despacio va lejos y va sano"



El periodista canadiense Carl Honoré ha viajado a diversos países para constatar la fortaleza del movimiento social por la lentitud. En "Elogio de la lentitud" (RBA), nos pasea por talleres tántricos, escuelas de meditación y ciudades de relajante urbanismo.

 

  

¿Porqué se convirtió en superventas en poco tiempo y el libro ya ha sido traducido a quince idiomas?
La respuesta está en que se trata de un libro que declara la guerra al cronómetro, recupera el ritmo natural del hombre.

El periodista canadiense Carl Honoré, en "Elogio de la lentitud", nos pasea por movimientos "tántricos", escuelas de meditación y ciudades invadidas por el nuevo estilo.

Honoré sostiene que la cultura contemporánea tributa adoración a la velocidad y a la hiperactividad: a ser el primero, ser rápido, resolutivo, ejecutivo y agresivo, claves actuales del éxito laboral y social. Para contrarrestar hay que desacelerar y comenzar a apagar el televisor, tomar lápiz y papel y hacer una lista de las actividades diarias. Y agrega que hay que tachar de esta lista todo aquello que consideremos prescindible y no tenerle miedo a la inactividad. Esta primera parada en nuestro alocado ritmo nos permitirá ver la vida de otra manera. Como ejemplo cuenta el caso de un agente de bolsa japonés que trabajaba noventa horas por semana y al que su empresa convirtió en un modelo a seguir. Murió en 1990 a los 26 años de un ataque cardíaco. El autor nos habla de directores de grandes empresas y "brokers" que dedican cada día unos minutos a hacer su momento de meditación y rebajar el estrés.

Contrarreloj
Pero algo está cambiando: en vez de desintegrar pelotas practicando squash, la gente se apunta a taichí; los habitantes de "lofts" céntricos dejan paso a una nueva tribu que se instala en casas rehabilitadas en el campo, conectadas al centro de trabajo por Internet; los jóvenes de la década anterior, (los llamados JASP) son relevados ahora por otros que se sienten realizados trabajando en ONG’s...

El autor sostiene que hasta las personas más agradables e inofensivas pueden volverse locas de furia ante el menor percance, simplemente porque vivir contra reloj es mucha presión para cualquiera.

Los problemas de salud pública contemporáneos -estrés, depresión, insomnio, ansiedad, obesidad- son síntomas claros de que la forma de vida alocada rompe el equilibrio físico y psíquico de cualquiera.

Disfrutar de la vida
Cuando nos tomamos el tiempo necesario para cada cosa, podemos disfrutar. Esa es la teoría de Carl Honoré. Según su confesión, desde que él mismo cambió de hábitos, se siente más conectado con todo.

* Ciudades lentas. Su ideal de hábitat es una ciudad de menos de 50.000 habitantes, porque un espacio así busca el ritmo humano: aumenta las zonas peatonales, instala bancos, planta árboles y cercos.
* Almuerzo tranquilo. Hay que olvidarse de la comida rápida, donde se puede almorzar en diez minutos.
* Caminar. Bajar el ritmo significa también tomarse más tiempo para todo. Si el lugar de trabajo queda relativamente cerca, lo mejor es salir más temprano de casa y caminar, sin apurones, sin ansiedades, para enfrentar el día con energía y sin tensión.
* Sexo sin reloj. La ansiedad conspira contra el deseo, según Honoré, y afecta sobre todo a las mujeres. En este campo también hay que desacelerar y privilegiar la lentitud sobre todas las cosas. Música, velas, una comida romántica... Hay que reeducar la paciencia y encarar con todo el tiempo del mundo la conexión con el otro.
* Menos televisión. Aunque se asocie con el ocio y el relax después del trabajo, la televisión no sólo no apacigua, sino que puede ser estresante. En lugar de petrificarse frente a la pantalla, Honoré recomienda meditar, leer un libro, escuchar música, porque son actividades que relajan más y predisponen al diálogo y a la serenidad. 

 

_______________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

nisu.- -

... / ...

Ten siempre a Itaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Itaca te enriquezca.

Itaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella el camino no hubieras emprendido.
Mas ninguna otra cosa puede darte.

Aunque pobre la encuentres, no te engañará Itaca.
Rico en saber y en vida, como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Itacas.

... y si lo canta Lluis Llach en catalán ya es inolvidable.

Salud.-

nisu.- -

Y aaaahhhh!!!!

Uno de mis textos preferidos:

Constandinos Kavafis

Itaca (1911)

Si vas a emprender el viaje hacia Itaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes,
al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones ni a Cíclopes,
ni a fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tú alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, y ámbar y ébano,
perfumes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

... / ...

nisu.- -

El libro realmente me ha interesado porque casualmente en Diciembre pasado escribí esto bajo el título de "Velocidad Personal"
http://blogia.com/nisu/index.php?idarticulo=200412231
Lo escribí en diciembre, pero era un asunto que habíamos meditado 4 meses antes tras haber pasado unos días andando, despacio, con tan solo una mochila, por un Camino... Y como bien dice Rosarosae al final te das cuenta que de lo que debes gozar es del camino y si vas lento gozas mucho más...
El libro me ha recordado muchas de las cosas que pensamos mientras andabamos, despacio, por el camino...
Velocidad Personal... apología de la lentitud.-

Rosarosae -

Wittgenstein,filósofo austríaco escribió: «En la carrera de la filosofía gana el que puede correr
más despacio. O aquel que alcanza el último la meta».
Y digo yo: ¿ Es necesario correr? No me interesa la meta, me interesa el camino. Como dijo alguien: "Emprende el viaje a Ítaca pero demórate lo más que puedas, haz muchas escalas, teniendo siempre presente tu isla, la que estás buscando. Al final llegas a Ítaca, y ¿qué vas a descubrir? Que la verdadera Ítaca era el viaje".

Iris -

"El que ríe el último.... es que piensa más despacio".
( Ni idea quien lo dijo).
Un saludo.

nisu.- -

Ya lo dijo Julieta Venegas en su canción "Lento":

Si quieres un poco de mí,
me deberias esperar.
Y caminar a paso lento,
muy lento
y poco a poco olvidar,
el tiempo y su velocidad
frenar el ritmo,ir muy lento, más lento.

Ser delicado y esperar,
dame tiempo para darte
todo lo que tengo...

Si quieres un poco de mí,
dame paciencia y véras
será mejor que andar corriendo,
levantar vuelo
y poco a poco olvidar,
el tiempo y su velocidad
frenar el ritmo,ir muy lento,
cada vez mas lento.

Ser delicado y esperar,
dame tiempo para darte
todo lo que tengo...

Si me hablas de amor
si suavizas mi vida
no estaré mas tiempo
sin saber que siento

Ser delicado y esperar,
dame timpo para darte
todo lo que tengo...

*** Una de las mejores canciones del pasado año...

Muy leeeeentoooo....

Salud.-

Saf -

Este post tuyo voy a tener que leerlo massssss desapaaaaacio y massssss vecesssssss....

Muy interesante.
(Habrá que hacerse con el libro).
Luego vuelvo, ¡voy a mil!

Saf ;-))
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres