Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Harold Pinter ...

<strong><font size=4>*/ Harold Pinter ...</strong></font>

Harold Pinter

_______________________________________________

  

 

  

El Premio Nobel de Literatura 2005 ha recaido en el dramaturgo Harold Pinter, el cual no pudó acudir a recoger el citado premio al entrarse hospitalizado recibiendo tratamiento contra un cáncer de esófago avanzado. Las nuevas tecnologías no impideron que su imagen, voz y palabra estuviese presente en el acto, ya que su discurso de agradecimiento fué gabado en video y emitido en el acto de entrega de premios. Como dicen en determinado artículo de opinión (Luis de velasco)... "En su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura, el dramaturgo inglés Harold Pinter se hizo acreedor a recibir también otro Premio Nobel todavía inexistente y muy peligroso: el de la verdad"... y es que en el discurso hace una crítica precisa a la política exterior de Estados Unidos, a su acto de violencia internacional contra Irak, cítica la actitud "corderil" del Gobierno Británico, y afirma que al lenguaje político sólo le interesa la conservación del poder, nunca la busqueda de la verdad. "Y para lograr ese objetivo, lo primordial es mantener al pueblo en la ignorancia, escamoteándole la verdad, por omisión o pura y llanamente por la desinformación".

  

Pero mejor es leer...

Discurso de agradecimiento del Premio Nobel de Literatura 2005 de

Harold Pinter 

   

 

Pero ya que estamos... y aunque es difícil que elegir y entresacar del texto, no puedo dejar de colcocar aquí un par de fragmentos del discurso:

 

…/…

La invasión de Irak ha sido un acto de bandidos, un evidente acto de terrorismo de estado, demostrando un desprecio absoluto por el concepto de leyes internacionales. La invasión fue una acción militar arbitraria basada en una serie de mentiras sobre mentiras y burda manipulación de los medios y, por consiguiente, del publico; un acto con la intención de consolidar el control económico y militar de Estados Unidos sobre Oriente Medio camuflado – como ultimo recurso – todas las otras justificaciones han caído por ellas mismas – como una liberación. Una formidable aseveración de la fuerza militar responsable de la muerte y mutilación de cientos y cientos de personas inocentes.

Hemos traído tortura, bombas racimo, uranio empobrecido, innumerables actos de muerte aleatoria, miseria, degradación y muerte para el pueblo Iraqui y lo llamamos “llevar la libertad y la democracia a Oriente Medio”.

¿Cuánta gente tienes que matar antes de ser considerado un asesino de masas y un criminal de guerra? ¿Cien mil? Más que suficiente, habría pensado yo. Por eso es justo que Bush y Blair sean procesados por el Tribunal Penal Internacional. Pero Bush ha sido listo. No ha ratificado al Tribunal Penal Internacional. Por eso si un soldado o político americano es arrestado Bush ha advertido que enviaría a los marines. Pero Tony Blair ha ratificado el Tribunal y por eso se le puede perseguir. Podemos proporcionarle al Tribunal su dirección si está interesado. Es el número 10 de Downing Street, Londres.

La muerte en este contexto es irrelevante. Ambos, Bush y Blair colocan la muerte bien lejos, en los números atrasados. Al menos 100.000 iraquíes murieron por las bombas y misiles americanos antes de que la insurgencia iraquí empezase. Estas personas no existen ahora. Sus muertes no existen. Son espacios en blanco. Ni siquiera han sido registrados como muertos. ’No hacemos recuento de cuerpos’, dijo el general americano Tommy Franks.

Al inicio de la invasión se publicó en la portada de los periódicos británicos una fotografía de Tony Blair besando la mejilla de un niño iraquí. ’Un niño agradecido’ decía el pie de foto. Unos días después apareció una historia con una fotografía, en una página interior, de otro niño de cuatro años sin brazos. Su familia había sido alcanzada por un misil. Él fue el único superviviente. ’¿Cuando recuperaré mis brazos?’ preguntaba. La historia desapareció. Bien, Tony Blair no lo tenía en sus brazos, tampoco el cuerpo de ningún otro niño mutilado, ni el de ningún cadáver ensangrentado. La sangre es sucia. Ensucia tu camisa y tu corbata cuando te encuentras dando un discurso sincero en televisión.

…/…

Sé que el presidente Bush tiene algunos escritores de discursos muy competentes pero quisiera prestarme voluntario para el puesto. Propongo el siguiente discurso breve que él podría leer en televisión a la nación. Le veo solemne, con el pelo cuidadosamente peinado, serio, confiado, sincero, frecuentemente seductor, a veces empleando una sonrisa irónica, curiosamente atractiva, un auténtico macho.

"Dios es bueno. Dios es grande. Dios es bueno. Mi dios es bueno. El Dios de Bin Laden es malo. El suyo es un mal Dios. El dios de Saddam también era malo, aunque no tuviera ninguno. Él era un bárbaro. Nosotros no somos bárbaros. Nosotros no decapitamos a la gente. Nosotros creemos en la libertad. Dios también. Yo no soy bárbaro. Yo soy el líder democráticamente elegido de una democracia amante de la libertad. Somos una sociedad compasiva. Electrocutamos de forma compasiva y administramos una compasiva inyección letal. Somos una gran nación. Yo no soy un dictador. Él, sí. Yo no soy un bárbaro. Él, sí. Y aquel otro, también. Todos lo son. Yo tengo autoridad moral. ¿Ves mi puño? Esta es mi autoridad moral. Y no lo olvides".

 

 

 

___________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Portorosa -

Acojonante.
No tengo ni idea de si se merecía el Nobel; pero se merecía un reconocimiento por ese valor, qué duda cabe.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres