Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Como un perro ...

<strong><font size=4>*/ Como un perro ...</strong></font>

Giovanni Nuvoli

_________________________________________

 

 

  

“Desde el borde justo de la muerte. Desde el dolor que inmoviliza, desde la desesperanza, desde la desesperación, la única opción que me mantiene vivo es conservar la libertad de la decisión de poder acabar con todo. Es duro, es un pensamiento oscuro, pero surge del único sitio del que puede surgir, surge de donde surge, surge del dolor y de la impotencia. /.../ Poder decidir es lo único a día de hoy que me mantiene vivo. ¡Qué saben los demás de lo que es sentirse como un perro! /.../ Lo peor de todo es que el cuerpo muera antes que yo. La mayor libertad que siento ahora es la libertad de poder accionar de algún modo “el interruptor”, ser yo mismo “el interruptor” antes de que la mala muerte decida por mí, antes de que mi no-vida se convierta en un asunto de ley, en un debate moral y periodístico o en un imperativo familiar. /.../ Uno se siente libre teniendo la posibilidad y sentirse libre es sentirse vivo, y yo quiero morir vivo.” 

... Estas... seguramente... podrían ser las palabras de un enfermo terminal… Unas cuantas frases que resultan hasta poéticas. Un canto (fúnebre) a la Libertad del Individuo. Hay mucha poesía en torno a la muerte. Pero en la muerte y en palabras como estas, no hay nada poético… tan sólo hay dolor y desesperación… impotencia... y más aún si te dejan morir como un perro…

 

 

Y así lo refleja la dramática muerte de

 

Giovanni Nuvoli

leer la noticia

 

Que nos viene a demostrar lo absurdo de un sistema que te dice que no eres libre para dejar de vivir, pero tienes la libertad para protestar por ello y morir de hambre y de sed.

 

 

*** 

  

 

Sobre la noticia Juan Luis Seisdedos nos dice

 

Morir como un perro

Juan Luis Seisdedos

 

   

A los ocho años, mi perra boxer tuvo un cáncer. En apenas un par de meses no se sostenía de pie. Era un dolor verla. La llevé en brazos al veterinario. Este me explicó el proceso: primero se dormirá y luego se le parará el corazón y morirá. La escuché roncar antes de su muerte. A la salida de la clínica pensé: ojalá yo tenga una muerte tan dulce como la de ella.

 

Ahora leo esta noticia. Me horroriza y deprime. Me escandaliza. Giovanni Nuvoli, enfermo incurable, que vivía inmóvil conectado a un respirador artificial, se ha dejado morir de hambre y sed. No le ha sido concedida la gracia de la eutanasia. Nadie ha tenido valor para darle un sedante y desconectarle. Hasta intervino la policía para impedir su muerte.

 

Casos como el de Nuvoli se producen cada día en la civilizada Europa. El individuo no tiene derecho a decidir sobre su propia vida. Al parecer las razones de Estado o las razones de tal o cual iglesia están por encima de los seres humanos.

 

¿Dónde queda la compasión? ¿Dónde queda la caridad? ¿Dónde queda la humanidad?

 

Su mujer ha dicho que Nuvoli ha sufrido como un perro. Yo creo que todo ha sido mucho peor.

 

 

*** 

 

 

Posiblemente, desde su crítico estado, con la decisión de su huelga de hambre Giovanni Nuvoli seguro que se sentía, al menos, libre para decidir… vivo para morir…

Pero como son las cosas… La vida está llena de casualidades… Y da la casualidad de que leo este texto en la playa… y a los cinco minutos estoy dando un paseo por la orilla… sol, calor en la piel, mar, brisa, cielo azul, el sonido de las olas, gritos de gaviotas, arena mojada, el brillo de la espuma… cosas sencillas de esas que te hacen sentir intensamente vivo… y a mi paso alcanzo a un chica voluntaria que arrastra una silla de ruedas de plástico adaptada para el baño en la que, a modo de carro, transporta a una persona de avanzada edad de cuerpo inmovilizado y cabeza inclinada… una cabeza viva sobre un cuerpo muerto… y pienso que disfruta como yo, o infinitas veces más, del sol, del calor en la piel, del mar, de la brisa, del cielo azul, del sonido de las olas, de los gritos de gaviotas, de la visión de la arena mojada y de la espuma… cosas sencillas de esas que hacen que te sientas totalmente vivo… La chica llega a la altura de dos chicos, me imagino que también voluntarios, se conocen, charlan, ríen… uno de ellos le hace gestos al anciano para ver si quiere bañarse… y la respuesta es un débil movimiento de cabeza que dice no… Entonces el chico corre, se mete en el agua… coge agua en el cuenco de sus manos, se acerca y le esparce el agua del mar por la cara y en los labios… y ese gesto habla mucho de lo que es la vida... de todo lo bueno que tiene esta vida... y es que…… joder… joder… joder… la vida es bella…

 

 

 

 

___________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

nisu.- -

Pues sí... la vida es bella... hasta que viene la enfermeda y la muerte y te la jode...
Nietzsche nunca habrá sido famoso por decir algo romántico... pero hay una frase que considero totalmente acertada...
"La verdad es que amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor"
Creo que lo dice todo...
Un saludo.

Mía -

Pues si que la vida es inmensamente bella hasta el momento que nos cae algo muy gordo de lo cual sólo la muerte nos puede arrancar...
No podemos calcular cuando será pues la vida parece eterna cuando estamos en buena salud...
De pronto,porque parece que ha sido de pronto,todo se ha acabado y entonces una voz interior nos grita,lo mismo que tú;"joder joder joder la vida es bella",o era....
Abrazo
Mía
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres