Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Hedonismo ...

<strong><font size=4>*/ Hedonismo ...</font></strong>

... foto nisu ...

______________________________________________________________

 

 

   

H E D O N I S M O

 

 

 

Se cree que el hedonista es aquel que hace el elogio de la propiedad, de la riqueza, del tener, que es un consumidor. Ese es un hedonismo vulgar que propicia la sociedad. Yo propongo un hedonismo filosófico que es gran medida lo contrario, del ser en vez del tener, que no pasa por el dinero, pero sí por la modificación del comportamiento. Lograr una presencia real en el mundo, y disfrutar jubilosamente de la existencia: oler mejor, gustar, escuchar mejor, no estar enojado con el cuerpo y considerar las pasiones y pulsiones como amigos y no como adversarios. 

 

Michel Onfray 

 

 

 

♣ 

 

  

  

 

El estilo de vida hedonista

Walter Riso 

 

 

No creo que hayamos venido al planeta para sufrir ni para exaltar el dolor como una forma de expiación.

 

Pienso que podríamos pasarlo psicológicamente mejor, si seguimos algunos preceptos para darnos gusto sin sentir culpa. Es cuestión de tener una actitud abierta a las posibilidades que la vida nos brinda, tomarlas y hacerlas nuestras, expropiarlas.

 

Para comenzar a modificar ciertos hábitos insanos promotores de sufrimiento y estrés, hay que desarrollar comportamientos orientados a crear y potenciar nuevos reforzadores, romper la autoperpetuación y crear un ambiente motivacional menos negativo; salir del nicho y darse gusto. Vemos cuatro opciones.

 

1. Sacar tiempo para el disfrute. Los momentos de descanso, la recreación y las vacaciones no son un "desperdicio de tiempo", sino una inversión para la salud mental. No posterguemos tanto la satisfacción esperando el día: la autoestima es para todos los días. No hagamos de la responsabilidad una obligación extenuante y dogmática; es mejor echarle una pizca de diversión.

 

2. Decidir darse gusto. La búsqueda del placer es una condición del ser humano. Forma parte de nosotros como algo natural. No es algo malo y sucio, primitivo y sórdido. Ser hedonista no es promulgar la vagancia, la irresponsabilidad o los vicios que afecten la salud. Es vivir intensamente y ejercer el derecho a sentirnos bien, vibrar con las cosas que nos gustan y exaltar un poco más la sensibilidad. A veces, irracionalmente, pensamos que no merecemos la alegría y que la actitud ascética es necesaria para crecer como ser humano, y nada hay más falso. Intentar estar bien es una responsabilidad vital ineludible.

 

3. Explorar, buscar, indagar. Si la fe mueve montañas, la curiosidad mueve al universo. No hay bienestar psicológico sin curiosidad, por eso, cuando le quitamos alas a la capacidad de fisgonear, de indagar y escudriñar el ambiente externo e interno, perdemos el motor. El hedonista responsable es un incansable investigador de lo increíble... de lo prodigioso... (que no necesariamente debe ser un récord Guinnes); tiene muy claro que lo inaudito puede estar en la gente más sencilla y en las cosas aparentemente más simples. Los aspectos placenteros de la realidad están a la espera para que los aprovechemos, no hagamos como las personas encapsuladas que se asfixian a sí mismas.

 

4. No racionalizar tanto las emociones agradables. No me refiero a subestimar la importancia del pensamiento, de hecho, la manera de pensar tiene influencia sobre el tono afectivo. El problema ocurre cuando sobrestimamos la razón. Si intentamos racionalizar más de la cuenta los sentimientos, obstaculizamos su fluidez, los inhibimos, les quitamos su valor funcional. En nuestra cultura, el culto al análisis es tanto que no somos capaces de oír, mirar o tocar, "sin pensar". Hay una tendencia clara a "ubicar" la emoción en categorías conceptuales, juicios de valor y opiniones. Cuando estemos bien y contentos, no nos enfrasquemos tanto en los por qué. Si no es dañino para uno ni para los demás, simplemente aceptemos el disfrute con agradecimiento.

 

El estilo de vida hedonista inteligente, donde el placer sano se incluye como un aspecto vital de lo cotidiano, crea inmunidad psicológica. Las defensas se incrementan, las endorfinas se activan, la piel mejora, el pelo brilla más, la gastritis molesta menos, el humor se convierte en "buen humor", el sexo se exacerba más y la mirada se hace más vasta y profunda.

 

Cada día por la mañana, cuando abramos los ojos y veamos la inmensidad del día que nos espera, no nos quedemos con el sombrío pronóstico de la amargura anticipada. Es mejor hacer un pacto con el lado derecho del corazón, estimular un poco la taquicardia, y decir: Hoy voy a tratar de aprovechar cada minuto agradable, lo voy a degustar con la avidez de quien devora el último sorbo de alegría, hoy me voy a recostar descaradamente en las cosas buenas y no en las malas. Eso es hedonismo.

 

 

  

 

 

_________________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

rossana -

me apasiona encontrar ese equilibrio de palabras e imagen y como ellas pueden traspasar la razon, la reflexion, el instante de ir mas alla... a hacer clic en algun lugar de nuestro ser! abrazos, rossana

Bibore -

¡Qué buena sintonía!

Un saludo desde Mexico.

nisu.- -

A ver... gracias en general.
Os aseguro que iba a contestar diciendo algo así como...
"Me voy a mosquear... porque creo que seríais de los que "mataís al mensajero". Es decir, que a fin de cuentas daís las gracias al mensajero cuando la noticia es buena... pero en ese caso si la que trae es mala... por lógica le daríais una paliza haciéndole culpable de la desgracia"...
E iba a ser una forma de "quitarme la culpa" de todo esto. Ya que a fín de cuentas no es más una prática común del "copiar-y-pegar" de aquí, de allí y de más aca...

Pero... pero... pero... STOP... STOP.

estaba pesando en eso cuando miro alrededor y me encuentro con sobres con papeles escritos que dos personas distintas me van dejando para que lea. Textos que han encontrado y alguno de ellos incluso propio... hojas escritas que independientemente de quien las ha escrito han pensado que eran interesantes, que me iban a interesar... y han pensado que debía leerlas.
Y las leo y realmente lo que menos importa es el verdadero autor de los textos, porque las leo y el verdadero autor está ausente, pero sin embargo son un reflejo de las personas que me los han pasado... y habla mucho de ellos.
En el fondo con los escritos que me pasan ellos se expresan de algún modo, o al menos piensan que expresan lo que a mi me gusta.

Y... entonces... lo que agradeces es que alguien lea algo, y piense que debo leerlo. ¡qué me va a gustar!...

Así que sirva esto para pasar a pensar que vale... vale... que igual "soy culpable de algo de todo esto"... jejeje.. Gracias.
Así que tal y como a los monos de premio se les da un plátano, a los perros un hueso y a los caballos dos azucarillos... yo ahora voy y de premio me como dos onzas de chocolate... y seguro que dentro de un rato alguien me va a pasar la mano por el lomo... mientras ronroneo como un gato ........ jejeje...

Y en particular... Carla...
Gracias... aunque debo echarte en cara que está muy feo copiar "las listas de otros"... ¿O me la has fotocopiado?... jejeje...
No sé si porque los has dicho alguna vez o porque lo he deducido por otros medios, creo que eres del sur de los EEUU, zona de habla hispana, Texas creo, pero por como escribes tu origen será muy muy hispano. El caso es que es curioso que pueda haber listas comunes de placeres básicos, lo cual habla de cercanía.
Posiblemente a pesar de muchas cosas... hay una cercanía básica entre las personas.
Y mira, me imagino que la lista la has hecho a bote pronto... pero seguro que añadirías como yo algún que otro vicio... como... música... algún que otro libro... una buena película (¡Que alguna buena ya se encuentra y tal...!)... y chocolate (que últimamente produce mucho placer)

y por cierto... ¡Fíjate si tienes bien clara la lista, qué no te habías olvidado de los besos... dulces besos...!

Saludos.-

Carla -

Hola nisu.
Si cada una hiciese una lista, sincera, de los placeres que más satisfacción nos provocan, creo que no nos sorprenderíamos, porque sabemos muy bien lo que nos gusta, pero si que estaría muy alejada de lo que normalmente se vende, dice y alardea, y a lo que, de algún modo, tendemos porque no queremos quedarnos fuera de lo estipulado.
La lista de placeres estaría llena de cosas muy sencillas, demasiado sencillas en ocasiones.
Podría empezar con un despertar sin ninguna preocupación y con una persona que te gusta al lado.
Miradas, sonrisas. Unas cuantas palabras relajadas, auténticas, dichas en susurros.
Sentir el cuerpo descansado y sin tensiones provocadas por el estres o las preocupaciones.
Saber que no tienes prisa. Que vas a tener tiempo para todo lo que quieras hacer.
Pensar en gente a la que aprecias y saber que esas personas están pensando de algún modo en ti.
Juntarte con esa gente a la que aprecias y te aprecian. Un paseo. Un paisaje sereno.
Ser agradable y ver que los demás entonces son agradables contigo.
Hablar de cosas interesantes. Sincerarte...... sí sincerándote te sientes extremadamente bien.
Contar a alguien un secreto y sentir entonces que te has liberado de un carga. Poder decir a alguien lo que piensas y sientes te hace sentir persona.
Dar tu opinión y ver que es escuchada. Escuchar otras opiniones interesantes. Hablar con humor. Reir. Sonreir, y reir. Llorar de risa. Llorar de felicidad. Suspirar. Sentirte cómoda allí donde estés. Tocar a las personas que te quieren. Jugar con los niños. Hablar con los mayores. Comer las cosas que te gustan. Compartir lo que comes. Reir mientras comes. Preocuparte por los demás, y ver que los demás se preocupan por ti. Sentir que te sientes bien. Sentir que sientes que te sientes bien.
Sentir que lo que sientes de algún modo es amor.
Pensar en cosas positivas. Mirar con optimismo. Sentir la naturaleza y sus cambios. Alucinar con la cantidad de colores que hay en cualquier lugar. Absorver el brillo de las cosas. Comprobar que hay personas que brillan. Darle gusto al cuerpo. Estar con alguien que se interesa por darle gusto al cuerpo. Sentior ser mirada con deseo. Relajarte. Dejar de sentir el cuerpo. Dejar de pensar.
Abandonarte a buenas sensaciones. Quedarse dormida llena de placer. Besos dulces.
Vivir con la tranquilidad de saber que lo que haces está bien. Sentir que eres buena persona, o al menos acercarte bastante a sentirte la persona que te gustaría ser. Que te pareces mucho a la persona de la que te enamorarías.
Sentirte guapa aunque precisamente porque te aceptas y te aceptan, y no te haga falta mirarte en el espejo.
Sentirte aceptada por ti misma, porque además ves que a los que aprecias te aceptan.

Y bueno como todo esto lo he dicho aqui, en un blog, de un desconocido. y como hoy todo el mundo le agradece los textos que pone. A la lista añadiré:
Entrar en un blog y leer cosas que me hacen escribir cosas como las que acabo de decir y que la mayoría de las veces no dirías a nadie.
Gracias.

Eh... que se me olvidaba. Que el comentario me había propuesto acabarlo diciendo que en la lista no había... ni dinero, ni prepotencia, ni odio, ni cosas negativas, ni cohes de muchos caballo, ni casas fabulosas, ni comidas caras, ni alcohol u otros falsos estimulantes, ni paraísos artificiales, ni lugares que nos vende como el paraíso, ni gente guapa según el estander de la televisión, ni gente que te sonríe con falsedad, ni hipócritas, ni envidias, ni cosas caras, es que casi no hay ni cosas.

Y muchas cosas de estas las he aprendido aquí.

Un beso.
Se me había olvidado en la lista buena... jejejejejejeje...

mía -


alabado sea todo

lo que nos une

y compartimos tan

hondamente!

Gracias por traérnoslo!

♥♥♥besos♥♥♥

Beatrix -

Maravilloso texto. Da una ganas de vivir..

Sangon -

Es un placer tener tiempo para explorar, buscar, indagar, dejarse llevar por las emociones, vibrar... con algo tan simple como es el hecho de compartir distintas sensibilidades ante textos como los que aquí se encuentran.
Pura práctica de hedonismo filosófico...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres