Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ El tiempo detenido ...

... el tiempo detenido ...

... foto nisu ...

___________________________________________________________

 

 

 

 

 

"Tiempo detenido"

poema dadá de

Nicolae Golesu

del libro "La niebla arde miel" 

 

 

Habría que intentar parar el tiempo detenerlo ahí justo ahí ya sabes intacto perpetuo donde todo está saliendo de sí y envuelto por esa piel aplastante que nos cubre que es el tiempo y rasgarla y sacar la cabeza y parirnos de infinito desde nuestra nada parirnos únicos en un recóndito abandono húmedo tiempo decrépita máscara que es tiempo sin ritmo habría que congelarlo en el vértice del último temblor ahí justo ahí entre tus labios dulces mojados que saben a bizcocho de manzana salido del horno con el eco escondido de un calor mudo un tiempo paralizado y plano que surge del hueco oscuro pleno del instinto y el deseo de allí recogerlo caliente frotarlo en los sentimientos de tu vientre en sus olas de excitación agotarlo y colocarlo en equilibrio excéntrico sobre un pezón erecto y hacerlo girar hasta que pierda toda su memoria su sentido su dirección y subirlo más arriba aquí en tu boca detenida entreabierta con todo el silencio también paralizado en minúsculas gotas de saliva que han quedado suspendidas en un suspiro singular de polvo de cristal suspiro inconcluso detenerlo ahí justo en el grito ahogado que nos une justo en un gemido alargado y eterno porque sin tiempo no hay sonido sin tiempo no hay lugar hacia dónde dirigir lo no dicho lo que no se puede ni se sabe decir agarrarlo con el abandono de los ojos cerrados y estrellarlo sin consecuencias contra el techo solitario de nuestra identidad habría que pararlo justo ahí en la conmoción irrefrenable donde todo ha dejado simplemente de existir en una explosión de vacío en el ángulo del placer de la inexistencia habría que redescubrirlo en ese instante en el que ya no es tiempo en el que estamos como muertos sinceros vibrando y naciendo en el placer de nuevo como muertos

 

 

  

 

________________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

nisu.- -

Oye... y como creo que dijo precisamenten Boris Vian:

"... y todo esto es verdad porque me lo acabo de inventar de cabo a rabo..."

Un saludo.

Carla -

¡Genial!
¡Genial!

Totalmente aclarado.
Una biografía apasionante y acorde al texto.
¡La biografía que me merecía por sacar el tema!
¡Un tipo divertido Nicolae!

Un saludo con los labios sucios de chocolate.

nisu.- -

¡Qué casualidad!

Pero te aseguro que todo lo que existe, todo lo que es, tiene calidad de real.
Todo lo que puedas imaginar es real.

Como Nicolae:

Hay pocos datos biográficos.

Nacido el 18 de agosto de 1889 en Sofía (Bulgaria) donde su familia durante generaciones regentó una pastelería en la calle Vratsa, donde hoy existe un McDonald´s. Desde niño trabajó en el obrador familiar mostrando gran interés por la elaboración de chocolates y bombones, tanto es así que su familia decidió enviarlo a Suiza para, como aprendiz, recibir las enseñanzas de los maestros chocolateros del país alpino. Eso hizo que recalase en Zurich, y acostumbrase, a tras un paseo por la ciudad, pasar el tiempo en el Cabaret Voltaire, donde coincidió con Tristan Tzara y Marcel Jank de Rumanía, el francés Jean Arp y los alemanes Hugo Ball, Hans Richter y Richard Huelsenbeck, como Nicolae calificó, una “cuadrilla de dulces descerebrados con ganas de pasarlo bien”… a los que cogió “cariño”… de modo que el 5 de febrero de 1916 apareció en el Cabaret portando unos bombones de creación propia, con forma de pezón y rellenos de dulce de leche y miel semicristalizada con un toque (embriagador) de cointreau, canela y limón. Y dijo una frase que retumbó en el local: “Yo quiero hacer dadá con el chocolate”. Tzara al probarlos, con las comisuras de los labios sucias de rastros de chocolate, dijo aquello de: “El arte debe ser comestible. Dadá debe ser masticado, debe poder ser comido”.

Nicolae no había leído un poema en su vida. No entendía nada y por eso lo consideraron el paradigma del dadaísmo, una mente sin pasado literario ni referencias artísticas era una mente abierta y limpia para recibirlo todo. Tan sólo hace falta una personalidad dulce para percibir la posibilidad de lo bello. Y Sus obras de chocolate fueron adoptadas como la ambrosía del dadaísmo.

Luego su biografía se pierde… Se sabe que recorrió toda la Europa mediterránea, pero allí la temperatura no era la ideal para su obra.

También se sabe que pasó por París, donde dictó su única obra: “La niebla arde miel”… y la dictó porque Nicolae no escribió ni una sola línea en su vida (estudiosos de su vida, su repostería y su obra creen en la posibilidad de su analfabetismo). Se sabe, eso con seguridad, que se casó ocho veces con la misma mujer, y la única explicación que ofreció es que “lo que me gusta de ella es enamorarla”… Se trata Elsa Bliergn, a la que Nicolae llamaba “Mi Mousse” (no se sabe si con ello hacía referencia a que era su musa… o a que la consideraba el placer de una crema espumosa de chocolate); y es ella la que se encargó de, todavía jadeante, escribir en un cuaderno que tenía junto a su cama, las frases que Nicolae susurraba en su oído “tras haber explotado de placer”.

Es ese cuaderno, acartonado por la humedad, el que cayó finalmente por azar en manos de un editor parisino que publicó cincuenta ejemplares y vendió sólo tres.
Posteriormente con la entrada nazi en París fueron quemados los cuarenta y siete libros que había en stock… todo debido a que Nicolae en uno de sus fragmentos post-amatorios había susurrado algo así como… “en el fascismo no hay nada dulce”

De los tres ejemplares restantes de dos se pierde el rastro, siendo posible, que en aquella época de escasez fueran utilizados en los servicios de algún bar de Montmartre… y del tercero el único que sobrevivió fue utilizado durante años por Boris Vian para calzar la mesa en la que escribía en su pequeño apartamento en Pigalle, siendo para él un orgullo “asentar inestablemente su escritura sobre las perturbadoras palabras de Nicolae”. Ejemplar este que se conserva, con huellas de chocolate y otros fluidos, en el “museo del dadaísmo” de Nueva York.

Todo ello… más o menos.

Y no hay que olvidar que dice que el dadaísmo supuso una revolución psicológica. Dadá es una broma.

Un auténtico saludo.

Carla -

Bonita fotografía.
¡Aparece de nuevo el dadaista Nicolae Golesu!
NI colae gole SU
Ni ... SU
Porque de Nicolae Golesu es difícil encontrar algo.
Me gustaría saber cuanto de lo que aparece por aquí está firmado con nombres así.
¿Cúanto es real y cúanto no?
¡Felicidades!

Un dadaista saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres