Blogia
................. puntos de inflexión ...

*/ Sabiendo ver ...

farola en la noche de Montmartre

... foto nisu ...

____________________________________________________________

 

  

 

 

 

 

A veces lo que nos parece un problema no es sino lo contario, una oportunidad que la vida nos ofrece para detenernos un momento y poder ver algo que no estábamos sabiendo ver.

 

 

José Morella 

 

 

  

 

 

 

_______________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

m. -

Gracias por el tiempo y el abrigo que tus palabras prodigan.

Es todo muy cierto y a veces creemos que nada consuela,y a veces una palabra,una comprensión sentida,nos arropa hondamente.
Eres un amigo muy querido,lo sabes,todo lo tuyo para mi cobra un enorme sentido!
Tu pre sentir y mi sufrir se rozan al leerte.
Y ahora,lloro pero sonriente,porque has venido,donde a veces el dolor asusta,o impone respeto,y los amigos se alejan...
Gracias,recibe nuestro cariño amigo tan querido

nisu.- -

m.
Te contesto aquí… y donde tú ya sabes… por si acaso…
Son días en los que no he podido decirte nada… sobre todo porque no sé muy bien que decirte… desde la cobardía de no querer “imaginarte”…
En el anterior texto se hablaba de eso de que el “yo es otro”… cuando en realidad no somos nada… o, por mucho que nos magnifiquemos, sólo somos algo mínimo que acaba siendo nada.
En este texto se habla de problemas que son el comienzo-esperanza-posibilidad de una solución… cuando, en realidad, cualquier problema comparable al irresoluble tuyo es un ridículo avatar, pura anécdota, simple circunstancia…
Posiblemente somos un cúmulo de orgullo, vanidad, de sobrevaloración de nuestra perspectiva, … y en realidad todo eso, todo lo que nos creemos importante… acaba yéndose por la cloaca del dolor… por el puto sumidero de la muerte…
Hay malas épocas… y te aseguro que por todos los lados (será cuestión de que la edad avanza…) lo que llega son cuentas finales… y uno sabe que no hay vacuna que te prevenga de lo que cualquier día nos va a tocar… preferimos no pensar e imaginar porque somos cobardes… Tenemos miedo de la desgracia ajena…
Posiblemente la presunta felicidad es el engaño diario de que somos eternos e inmortales… el autoengaño de pasar un día sin pensar en desgracias personales, la ilusión de que somos perpetuos y mañana todo va seguir igual… sin que nos toque la desgracia…
Podemos sobrevalorar la empatía como esa situación ideal en la que “un yo” se puede identificar con “el otro”… y lo vivimos como una identificación positiva… pero todo eso lo decimos y lo vivimos desde la precaución cómoda de las “cosa buenas de la vida”… porque ni por asomo somos capaces de ponernos en el pellejo del que sufre, del que hace la cuenta final… Tan sólo somos capaces “pre-sentir” el miedo, la angustia, el dolor, que nosotros sentiríamos… un simple amago… un escalofrío ante lo que nos puede tocar pasar…
No sé… me parece de una simpleza atrevida intentar decir… lo que solamente se puede sufrir…
Perdona pero… pero se me hace imposible consolarte.
Lo siento.

carmen -

ver oportunidades en los problemas... ver luz en la oscuridad... ver... aprender a ver...

Anónimo -

Posible...

hoy todo me parece tan posible!

como imposible me es creer

que retener la vida de quien amamos

cuando se tiene que acabar...
besos desolados

m.

quien queremos

Ahimsa -

La luz
está dentro...

pero debe ser viajera.

La foto hace reflexionar...
Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres